jueves, 29 de diciembre de 2016

Bye bye 2016, Hello 2017

2016 se acaba y como siempre nuestra naturaleza nos invita a echar la vista atrás y ver que hemos vivido y sentido este año que se nos escapa entre los dedos…

Para mí ha sido un año intenso, intenso en lo personal y en lo profesional. Un año de cambios (y más que se avecinan). Empezamos el año viviendo en Sant Cugat, sin saber lo que nos depararía este año, creíamos que sería uno más, vivíamos felices allí, en la distancia, sintiendo lejos lo que les pasaba a nuestras familias y amigos y casi sin darnos cuenta todo cambió… nueva plaza para mí en Alcobendas, lo que implicaba cambio de ciudad, cambio de trabajo para mí y para Diego, estar más cerca de nuestras familias y amigos de siempre, un autentico lujo volver a estar cerca, pero añorando lo que dejábamos atrás, una ciudad donde nuestra historia había crecido, donde hemos descubierto aficiones y personas que nos inspiran, donde hemos conocido a amigos, con lo que hemos compartido 1000 cosas y un trabajo que me gustaba, rodeada de amigos. Pero sin lugar a dudas el mayor cambio es nuestra futura paternidad, pensándolo bien porque hablar en futuro, nosotros ya nos sentimos papás, somos los papás de Gala, aunque ella aún no haya nacido.


Pero no todo ha sido bonito y maravilloso este año, ha tenido y tiene sus momentos malos. Esos que son inevitables, por que por mucho que queramos, ni nosotros somos perfectos ni nuestra vida es perfecta… la angustia, la ansiedad también ha invadido mi vida este año, por mi familia, por mi… pero aunque cueste, se sale, hay que seguir luchando (sigue nadando, sigue nadando, como bien decía Dory en Buscando a Nemo), la vida es maravillosa a pesar de sus malos momentos y eso no debemos olvidarlo nunca. Hay que afrontar las cosas y seguir y seguir.

De este año me llevo muchísimos recuerdos que quedarán para siempre grabados en mi memoria: el día que me enteré que volvíamos a Madrid, todas las despedidas que vivimos en Sant Cugat (como lloré viendo el otro día el vídeo que me hicieron con fotos, snif, snif), aquello parecía una boda gitana (jijiji), volver a Madrid, ver a nuestras familias y amigos esperando para descargar un camión repleto con nuestra vida en común (¡gracias a todos!), las primeras celebraciones aquí, enterarnos de que estaba embarazada, la emoción de contarlo a quien nos quiere y a quien queremos, los viajes que hemos hecho, las fotos que hemos hecho y que nos han hecho, la búsqueda de nuestra futura casa, la nuestra, la de verdad, las niñas que han nacido este año y enterarnos de los bebés que están por venir, los eventos organizados, las excursiones con amigos, el que nuestros padres puedan venir a vernos cuando quieran, sin AVE de por medio… no sé 1000 cosas…

Lo mejor de todo es que 2017 se avecina también cargadito, nacerá nuestra pequeña Gala, quizás cambio de trabajo de nuevo y probablemente de casa, o al menos de pensarla y diseñarla. Dejaremos de ser una pareja para ser una familia de 3, seguramente será el año en que todo gire en torno a ella, en la que nuestra vida como la conocemos hasta ahora, cambiará para siempre. Espero que sea un año en el que también se arreglen problemas familiares y en los que a pesar de todo, sigamos compartiendo tiempo con la gente que nos quiere, aunque sea con ojeras y cara de panda, jejeje.

Nos vemos, leemos y contamos durante el 2017.

Sed muy felices. 

Disfrutad de las pequeñas cosas que son las que hacen grande la vida (me repito pero para mi la frase de este año...)

Me ha faltado el análisis socio - político de este año 2016, pero me ha parecido tan horrible que mejor pasarlo por alto: guerras, presidentes inesperados, referendos fallidos, terrorismo,... como ya dije aquí: ¡qué paren el mundo que me quiero bajar! Esperemos que el 2017 sea más productivo y esto no vaya a más. Desde luego no es el mundo que le quiero dejar a mi hija. Luchemos por uno mejor, sin duda alguna.

jueves, 22 de diciembre de 2016

¡Feliz Navidad!

¡¡Hola a todos!!

Ya estoy por aquí de nuevo ;) en esta ocasión para contaros un notición: EN 2017 SEREMOS UNO MÁS. Si, si, después de mucho buscar, fue mudarnos a Madrid y quedarnos embarazados, hace 3 semanas nos confirmaron que nuestro bebé es una niña, nuestra pequeña Gala. Así que su papá ya ha dejado de llamarle Predator... en una eco le pareció a predator y con ese nombre se quedó la pobre hasta que se ha dejado ver que era niña, en la semana 20.

Y no hay mejor manera de anunciaros nuestros embarazo que con unas fotos que nos hicieron hace unos días los chicos de elSOTANO PHOTO, ya sabéis que son nuestros fotógrafos de cabecera y aprovechando que fuimos a Barcelona a ver a nuestros amigos y celebrar la babyshower de Valeria, pues fuimos a hacernos una sesión navideña de anuncio de embarazo.

Pues nada, ya os iré contando como vamos en esta nueva etapa, de momento todo va perfecto y estamos mirando cositas ya para nuestra pequeña, de hecho el carrito ya lo tenemos encargado, un bugaboo cameleon3, cositas para su habitación y cositas que nos han dejado de sus primitos: minicuna, cuna, trona, hamaca...

Pues nada, solo nos queda desearos una FELICISIMA NAVIDAD con los vuestros. Disfrutad de los pequeños momentos que son los que hacen grande la vida.

un besazo enorme


lunes, 19 de diciembre de 2016

Babyshower Valeria

Esto de las babyshower se ha convertido en una tradición en nuestro grupo de amigas de Santcu y aunque ahora vivamos lejos, volvimos para celebrar la fiesta de la pequeña Valeria, que nacerá para enero. Además, en octubre había nacido Iria (la de esta babyshower) y queríamos conocerla también, así que fue un viaje muy bien aprovechado. Tiempo entre amigos que siempre está genial. :)

Esta babyshower tenía una temática diferente a las demás, era la primera en tiempo de frío y preparamos un Hot chocolate Bar (una barra de chocolate caliente) con el lema Baby it's cold outside (bebé, hace frío fuera), que yo misma escribí tras hacer un curso de Brush Lettering hace unos meses.



Tanto el cacao como el resto de toppers y algunos dulces los colocamos en botes de cristal, la leche estaba en unos termos para que no se enfriara y cada una se hiciera el chocolate a su gusto. De toppers teníamos: nata montada, sirope de caramelo, mini nubes, fideos de chocolate, almendra picada y canela. 

En cuanto a la comida, fue predominantemente dulce: churros, barquillos, galletas Napolitanas, bizcocho normal y bizcocho de harina de espelta. Pero para equilibrar un poco tanto dulce, preparamos brochetas de fruta y mini hamburguesitas con pavo, queso, rúcula y tomate. Comimos bastante, porque casi no sobró ;)

Por lo que respecta al menaje, elegimos platos rojos para las cosas comunes y blancos para cada una, con vasos blancos, todo en papel. Los vasos los envolví en papel craft y coloqué las pegatinas que había diseñado y cortado con mi Silhouette Portrait. Las servilletas son de Ikea, soy super fan de las servilletas de allí, tienen tantos modelos... ^_^

Coloqué una guirnalda en los mismos tonos, que ponía baby, y toppers para los bizcochos, todo diseñado y cortado con mi Silhouette Portrait (¡¡qué contenta estoy con ella!!), al igual que las etiquetas que también preparé con mi máquina e iban en blanco y rojo, y los botes y termos, los forré con papel craft. También coloqué botellitas de agua con una etiqueta de craft y un lazo rojo. Y, para rematar unos globos enormes, en cualquier fiesta que se precie los globos no pueden faltar.

Bueno no me enrollo más, os dejo con las fotos de la fiesta. Luego os cuento el regalo que le preparamos a Valeria y sus papas ;) 


martes, 6 de diciembre de 2016

Halloween!!!

¡¡Hola!!

¿Cómo estáis? Nosotros bien, muy liados... desde que hemos vuelto a Madrid es un no parar y con un montón de novedades que contaros pero de momento quería enseñaros, aunque con un mes de retraso, la cena que preparamos para Halloween. Ahí, al límite de la Navidad, jejeje. También tengo pendiente enseñaros la preciosa babyshower que le preparamos a Valeria hace unos días ^_^

Este año la idea era no hacer nada para Halloween pero al final hicimos una cena sencilla con mis cuñados y sobrinos.