miércoles, 9 de noviembre de 2016

¡¡Paren el mundo que me quiero bajar!!


Soy una enamorada de EEUU, lo reconozco y no tengo ningún problema en hacerlo. Soy una friki yanqui. Me gusta el país y lo que viene de allí. Por eso, me ilusioné cuando se presentó Obama, me ilusioné cuando ganó, me ilusioné cuando Hillary se presentó, me ilusionaba la idea de una mujer presidenta en el país más poderoso del mundo, porque nos guste más o menos, es así. Cuando Hillary salió como candidata pensé: “lo tenemos más cerca”. Entonces Trump, un hombre que representa todo lo que no me gusta, misógino, racista, belicista, acosador… cada vez cogía más fuerza, aún así pensé que no podía ser, que como le iban a votar, que las mujeres, los inmigrantes, las minorías étnicas, las personas con dos dedos de frente, la votarían a ella, a pesar de representar la vieja política, de no gustar, pero entre lo malo ¿por qué elegir lo peor? 

Después de días y días de seguir los acontecimientos, de cansar a mi marido con tanta información política, ayer llegó el día. Me acosté impaciente por saber y esta mañana según me he levantado, lo primero que he hecho ha sido entrar en Twitter, lo que veía me ha dejado en shock, tenía que ser una broma, me he ido de un periódico online a otro y mis peores temores se confirmaban: Trump estaba cerca de ser el próximo presidente de los EEUU. Cuando he llegado al trabajo ya era oficial, la extrema derecha europea, el KKK, Putin ya le estaban dando la enhorabuena… grandes aliados, si señor. Esto dice mucho de él. Y lo primero que he pensado, ¿otra cosa más para este 2016 aciago? ¡¡QUÉ PAREN EL MUNDO, QUE ME QUIERO BAJAR!!

2016 el año del Brexit, de la mayor crisis de refugiados (ya sé que lleva tiempo pero este las muertes en el Mediterráneo han sido más que nunca), guerras sin sentido (¿alguna lo tiene?) en la que mueren personas inocentes cada día, radicalismo musulmán allí y aquí, Colombia que dice No al acuerdo de paz, la penosa situación política en España, Trump presidente de los EEUU… desde luego mi fe en la humanidad está en niveles bajísimos. Tenemos lo que nos merecemos.

Por favor, estudiemos más historia, quizás así aprendamos algo de nuestros errores pasados para no repetirlos en el futuro. 


viernes, 4 de noviembre de 2016

I love Picnics (II)

Desde que nos mudamos a Madrid estaba con ganas de hacer un picnic pero entre vacaciones, calores infernales y planes y más planes (últimamente paramos poco) lo retrasamos hasta octubre. 

Decidimos hacerlo un domingo por la mañana, a la hora del brunch para que no se alargara la cosa excesivamente y nos salió un día super bueno. Nos abrigamos pensando que pasaríamos frío y que va, nos sobraron las chaquetas.

Lo hicimos en el Parque de Polvoranca, en Leganés, un parque super chulo con su lago, sus patitos... ideal para hacer un picnic y más con niños.

Fuimos con  una pareja amigos nuestros y su peque. Nos repartimos un sencillo menú y quedó todo genial. Hubo: tortilla de patata, tarta salada de tomates, sándwiches de pavo, queso, rúcula, tomate y mostaza, magdalenitas, yogur natural con mermelada casera de pera, muesli y frambuesas (que llevé a parte para que no se pusiera blando el muesli y pudieramos mezclar bien el yogur con la mermelada), queso y pate para picar, pan casero de mi maridito y zumo de naranja. Como os decía, muy sencillo pero muy completo para los que éramos. 

En cuanto al menaje me decanté por un mantel colorido que combinamos con platos y vasos también de colores. Servilletas de Ikea en tonos blancos y verdes, atadas con una cuerdecita junto con los cubiertos de bambú. 

Os dejo con unas cuantas fotitos ^_^