jueves, 8 de septiembre de 2016

Londres (I)

¡Hola! 

Lo prometido es deuda y aquí estoy para hablaros de nuestro viaje a Londres. Fuimos a principios de marzo y hacía muchísimo frío, íbamos super abrigados (incluso llevaba ropa térmica debajo de mi ropa), especialmente yo… a mi maridin le encanta el frío, así que estaba encantado. 

Unos meses antes compramos unas Panama Jack pensando en este viaje y la verdad es una inversión pero es la mejor compra que podíamos haber hecho, cómodas para caminar (y más al tenerlas de antes que ya las teníamos a nuestro pie), calentitas e impermeables ¿qué más se puede pedir? Llevábamos otro calzado por si acaso y no llegamos a ponérnoslo ninguno de los dos. 

Os hago un resumen de nuestro viaje, por si os sirve si vais a Londres próximamente. Empezamos ^_^ 


AEROPUERTO Y TRASLADOS 

Volamos al aeropuerto de Gatwick con Easyjet y no veáis que medidas de seguridad y eso que aún no habíamos vivido los últimos atentado, mucho más en Londrés que en Barcelona, desde donde volamos. A mi la verdad es que estas cosas ya no me estresan, ya me quito zapatos y todo lo demás antes de que me lo digan, teníamos preparada una mochila con todo los aparatos electrónicos, todos con su carga correspondiente, que colocamos en su bandeja; mochila que una vez pasado el control metimos en una de las maletas de mano. 

Solo volábamos con una maleta de mano cada uno y yo un mini bolso con la documentación, móvil y poco más. Vamos para no perder tiempo en ninguna cola, y no discutir con el personal del aeropuerto. No veáis como se ponía la gente porque no podían entrar un super bolso y la maleta de mano ¿pero es que aún no lo sabéis? Si te lo pone bien clarito cuando compras el vuelo… es agotador, porque luego se pasan todo el vuelo cabreados, dando el coñazo al resto de los pasajeros. Así que mi recomendación es cumplir a rajatabla las normas y más con estos tiempos que corren de medias de seguridad extrema. En el aeropuerto de Barcelona me eligieron al azar para el control de sustancias no permitidas, te pasan una pegatina por la cinturilla del pantalón, mochila, maleta… pero vamos que sin problema. Que sepáis que os puede tocar… 

En cuanto al traslado del aeropuerto al hotel cogimos el bus de Easybus, es muy barato, sobre todo si lo coges con tiempo. Si no recuerdo mal nos costó 3 libras por trayecto y persona, eso sí tarda como una hora y media o así (de Gatwick a Waterloo) y tuvimos la mala suerte que en el de vuelta nos adelantaron la hora porque el que habíamos cogido nosotros no se llenó y no lo ofrecían, así que al final llegamos al aeropuerto con 3 horas de antelación. No es que sea el mejor servicio del mundo pero bueno está bien y por ese precio, no se puede pedir mucho más. 

ALOJAMIENTO Y COMIDAS 

Londres es una ciudad muy cara, incluidos hoteles. Nosotros nos alojamos en el Hotel Premier Inn Waterloo y fue todo un acierto. Teníamos la estación de Waterloo a 5 min por lo que movernos en transporte público nos fue muy fácil. Además teníamos la Noria y el río a 5 minutos y el Big Ben a unos 15, todo esto andando. La habitación era más que correcta, la reservé con Booking y tuve la suerte de coger una de tres personas, por lo que era amplia y teníamos un sofá donde poder sentarnos y dejar nuestras cosas. Es una zona con bastantes restaurantes y tiendas. 

En nuestros viajes urbanos solemos estar todo el día fuera, de 8 – 9 de la mañana a 8 – 9 de la noche por lo que para cenar nos compramos ensaladas y de postre fruta o dulces. En Londrés encontramos los donuts de Krispi Cream, que habíamos probado en Nueva York y cuando los vimos tuvimos que coger ¡Deliciosos! … y los tomábamos en el hotel, después duchita calentita y a dormir, que estábamos rotos. 

En cuanto a las comidas, el primer día fuimos al sitio más antiguo de Fish&Chip, Rock&Sole Plaice, según nuestra guía y nos gustó muchísimo. El pescado fresco y muy bueno, al igual que las patatas, aunque las raciones eran bastante grandes. El segundo día cogimos comida en Harrods y nos la comimos en Hyde Park (super romántico a pesar del frío), el sábado comimos en Covent Garden en Shake Shack, una de mis hamburgueserías preferidas de Nueva York, así que en cuanto la vi le dije a Diego, tenemos que comer aquí y no veáis como lo disfruté y, el domingo preferimos coger unos sándwiches y comérnoslos en el aeropuerto tranquilamente, ya que teníamos bastante tiempo. 

MOVERSE POR LONDRES: TRANSPORTE PÚBLICO 

Si vais a Londres y os vais a mover en transporte público, tenéis que comprar la tarjeta Oyster, se puede coger en las estaciones de metro, cuesta 5 libras de depósito de la tarjeta, más lo que recargues. Lo bueno es que el depósito te lo devuelven, aunque no vale cualquier máquina de metro para la devolución (si para recargar), nosotros tuvimos que buscar y finalmente encontramos en una de las  estaciones donde paramos un trabajador del metro que nos informó perfectamente y nos llevó a la maquina adecuada. 

QUE VER 

Fuimos 4 días, de jueves a domingo y aprovechamos para patear bien la ciudad, aunque no nos dio tiempo a ir al British Museum, una pena… podíamos haber ido un hora o dos como mucho y con esas prisas, a nosotros, no nos merecía la pena. Así que queda para nuestra próxima visita. Desde luego hay mucho que ver y mucho que andar.

Aprovechamos jueves y viernes para ver lo más turístico por la City: Big Ben, Westmister, Horse Guards Parade (cambio de guardia a caballo), Palacio de Buckingham, Arco de Wellington, Hyde Park, Harrods, Catedral de San Pablo, Shakespeare Globe, HMS Belfast, City Hall, El puente de Londres, la Noria London Eye, además de pasear por el Soho, Picadilly, Trafalgar Square, Chinatown, Covent Garden… bueno que no paramos. El sábado fuimos a Notting Hill por la mañana (ME REQUETEENCANTÓ) y por la tarde a Camden. El domingo teníamos solo la mañana así que vimos alguna cosilla que nos había faltado en la City y volvimos al puente de Londres, que nos dejó enamorados. 

Londres nos gustó pero somos más de otras ciudades. La gente dice eres de Londres o de París, pues sin duda soy de París. Londres es una ciudad que hay que ver y disfrutar pero si tengo que elegir me quedo con Nueva York, Paris, Roma o San Francisco, antes que con Londres. Para gustos los colores y en este caso las ciudades ^_^ 

Os dejo con fotos, como hay bastantes. Las partiré en varias entradas, que no quiero cansaros. Cualquier duda que tengáis, no dudéis en preguntar. Estaré encantada de ayudaros. 














Pues hasta aquí por hoy. Próximamente Notting Hill y Camden.

Nos vemos pronto. Sed felices.