jueves, 9 de junio de 2016

Bye Bye SantCu (II)

Hace unos días os contaba que nos mudamos a Madrid (biennnnn!!) y que nos habíamos hecho varias sesiones de fotos con Norma Grau (doble biennnnnn!!) ^_^ 

De la primera de ellas en Sant Cugat, ya os enseñé fotos aquí: Bye Bye SantCu (I).

Hoy estoy de vuelta por aquí para enseñaros una selección de las que nos hicimos en Sitges, un sitio muy especial para nosotros. De los pueblos costeros que tenemos cerca es nuestro preferido, nos encanta su ambiente, sus playas, su arquitectura..., por eso cuando pensamos en donde hacernos las fotos de la postboda supimos que tenía que ser allí, y ahora, nos ha pasado igual. Tenía que estar en nuestra despedida.

Primero hicimos unas fotos por el pueblo y luego nos alejamos hacía la zona de la antigua discoteca Atlántida para hacer unas fotos en el mar y un picnic. Adoro los picnics. Me moría de ganas de preparar uno bien bonito, de esos que veo en Pinterest y que me sirven de inspiración, y creo que al final quedó super bonito. 

Como veréis para esta segunda sesión optamos por un look más marinero, incluso el picnic fue en tonos blancos y azules, cerca del mar no podía ser de otra manera. 

¡Os dejo con las fotos!






Cuando mi maridito me dijo: el próximo fin de semana nos hacemos fotos con Norma, además de alucinar, tuve claro que iba a llevar y como quería el picnic, aunque reconozco que según iba pasando la semana iba incorporando más cosas: quería globos (aunque el aire no dejo que se lucieran mucho...), quería una foto con unos libros (donde se ve claramente quien es de ciencias y quien de letras), quería que nuestras letras estuvieran allí (las que tenía en casa eran rosas, así que con Auténtico Chalk Paint color Cielo de Verano y un ratito para pintarlas, quedaron perfectas), y quería llevarme mi cámara Instax. Dicho y hecho.

Los platos, vasos y servilletas son de Ikea, estoy totalmente enamorada de su menaje desechable. Estos los tenía comprados hace meses, cuando los vi supe que estarían en un picnic. De fondo un mantel blanco y sobre este dos paños de Ikea. 

La tarta y el pan los preparó Diego, que esta hecho un super panadero repostero, y yo preparé limonada casera con arándanos, sandwiches de pavo braseado, rúcula y tomate, brochetas de tomate cherry, pepino y aceitunas negras y una tabla de embutidos y unas uvas para acompañar el parmesano, y para acabar unos botes llenos de fruta cortada. 

Lo malo fue que cuando estábamos comiéndonos todo después de la sesión de fotos, empezó a llover y el postre nos lo tuvimos que comer en casa (oooohhhh). Una mala pata, teniendo en cuenta el super día de sol y calor que estabamos teniendo.





¡Qué tengáis buen fin de semana! ¡Nos vemos pronto!