martes, 15 de septiembre de 2015

Welcome Rufugees (Bienvenidos Refugiados)

Llevo días dándole vueltas a lo poco civilizados que somos… se supone que hemos avanzado, evolucionado y la época de las cavernas la dejamos atrás, pero dejamos mucho que desear. 

Nos hartamos de decir que otros pueblos u otras culturas están atrasados, que nosotros, los occidentales, somos los más civilizados, pero al final somos igual, quizás le demos más valor a la vida humana pero a nuestra vida humana, la occidental, el resto da igual… dan igual los inmigrantes que vienen a nuestra querida Europa porque huyen del hambre, de la guerra o de los abusos; dan igual los animales y seguimos manteniendo maltratos y asesinatos en nombre de la cultura y la tradición… 

Particularmente me siento especialmente espantada de que haya gente que aún defienda estas actitudes. Me espantan los grupos de Facebook y las fotos que comparte la gente diciendo que no acojamos a los refugiados que primero los españoles, porque para mí, demuestra una falta de conocimientos, de sentido común y de humanidad que me asusta aún más, ¿hacía donde va la humanidad? ¿en qué nos vamos a convertir? 

Creo que en su situación todos nos iríamos a buscar un lugar mejor para nosotros y sobre todo para nuestras familias, hasta esos que dicen que los españoles primero ¿o es que ellos se iban a quedar a luchar y morir o no luchar y esperar que les maten? Perdonadme que dude de vosotros, pero no me lo creo, así que a ver si somos un poquito más empáticos y nos ponemos en el lugar del otro. 

En Europa somos privilegiados a pesar de la tasa de paro y las dificultades económicas que pasan bastantes personas. Aún así creo que podemos acoger a toda esta gente que viene (incluso más), porque no se si sabéis que no suponen ni el 1% de la población europea, que económicamente podemos permitírnoslo y, sobre todo, humanamente tenemos la obligación de hacerlo, no podemos mirar hacia otro lado mientras la gente muere en nuestras fronteras. Espero que de verdad lleguemos pronto a una solución, creemos vías seguras para ellos, y que no sea necesario que se jueguen la vida para poder pedir el asilo en Europa, que una vez que lleguen a su tierra prometida se encuentren abandonados a su suerte sin comida, sin techo, sin saber dónde ir porque hemos puesto alambradas en todos sitios, porque si cruzan la frontera cometen un delito y van a la cárcel, como en Hungría… Por cierto queridos húngaros se os ha ido la olla… y a vuestro presidente ni os cuento. Hasta Juncker le saludo el otro día refiriéndose a él como dictador. Hacéroslo mirar y hacedlo pronto. 

Y mi última reflexión, si no empatizamos con los de nuestra especie y permitimos masacres y crisis humanitarias como la que estamos viviendo ahora, ¿cómo nos puede extrañar que se maltraten y se asesinen animales en los festejos (y fuera de ellos)? En fin, que espero que pensemos más en las personas y menos en las fronteras y las raíces de Europa. Nos necesitan, demostrémosles que aquí estamos para ellos y para cualquiera que esté una situación peor que la nuestra. 

Para terminar os pongo el enlace a la carta abierta que ha escrito Médicos sin fronteras a los líderes europeos y me ha parecido muy interesante: Carta abierta a la UE de MSF