martes, 14 de julio de 2015

Paris

Este año hemos celebrado nuestro tercer aniversario de casados y nos hemos escapamos a París para celebrarlo... La ciudad del amor... ¡es tan romántico! 

En 2013 también estuvimos en París pero fue solo un rápido fin de semana y se nos hizo poco, así que este año hemos vuelto y hemos visto lo que no nos dio tiempo como el Museo del Louvre o la Basílica del Sacre Coeur, aunque también volvimos a la Torre Eiffel o la Catedral de Notre Dame y nos montamos en el Batobus para ver la ciudad desde el río Sena, unos días tranquilos para disfrutar de la ciudad.  Pero no solo estuvimos en París, también fuimos a Disneyland. Un sueño poder volver de nuevo allí, es como volver a la infancia, es todoooo tan bonitooooo.

Os dejo con unas fotos de París, me ha costado elegir, ¡me gustan todas! y pronto os enseño unas cuantas de Disney ^_^

Interior del Museo del Louvre (¡me encata esta foto! Me estreno en el blog con gafas y es que las llevo desde hace poco)

Con el Escriba Sentado en el Museo del Louvre
Mesopotamia en el Museo del Louvre
Exterior del Louvre
Arco del Triunfo del Carrusel - Exterior Museo del Louvre
La Torre Eiffel desde los Jardines del Trocadero
Basilica del Sacre Coeur
Yo en el Sacre Coeur
Paseando por Montmartre
Paseando por Montmartre
Paseando por Montmartre - El Moulin Rouge
Navegando por el río Sena en el Batobus
La Torre Eiffel desde el Trocadero
La Torre Eiffel más cerquita (era Roland Garros por eso la pelota de tenis colgando de la Torre Eiffel)
Catedral de Notre Dame
Jardines de Luxemburgo
Piestureo en los Jardines de Luxemburgo
Parada imprescindible: Laduree
Macarons de Laduree ¡Qué ricos!
¡Ah! en unas fotos me veis con manga corta y en otras con abrigo y es que por el día hacía un tiempo genial pero por la noche refrescaba bastante y como en 2013 pasé bastante frío, no quería que me pasara otra vez. Eso sí, el primer día cargamos con mi abrigo todo el día para ponérmelo dos ratos... así que el segundo día opté por llevar varias capas y dejar el abrigo en el hotel y acerté porque aún hizo más calor. El tiempo en París me parece muy impredecible, pero eso sí lo que no puede fallar es un calzado cómodo para andar y andar, así que opté por las zapatillas Converse y las Victoria. 

Sed felices ¡Nos vemos pronto!