domingo, 18 de enero de 2015

Bajo el Sol de la Toscana (VI): Arezzo y Cortona

Nuestro viaje casi casi está llegando a su fin aunque aun me quedan unos cuantos pueblos y paisajes por enseñaros.

Este día aprovechamos para visitar dos pueblos: Arezzo y Cortona

La primera es una de las ciudades más ricas de Italia por la elaboración de joyas de oro. Los amantes del arte la conocen por albergar el mejor ciclo de frescos de Piero della Francesca y los amantes del cine la conocer porque su famosa Piazza Grande aparece en La Vida es Bella. A causa de los destrozos que esta ciudad padeció durante la Segunda Guerra Mundial, hubo que sustituir las antiguas callejuelas por grandes avenidas. No obstante, su centro histórico sigue siendo grande y alberga una considerable cantidad de edificios de especial interés.


Después de pasear por la ciudad, salimos rumbo a Cortona, uno de los pueblos más elevados de Italia, por lo que goza de unas excelentes vistas sobre la Toscana y Umbría. Como llegamos al medio día lo primero que hicimos fue comer en su bonita Piazza y después de una reconfortante comida nos pusimos a caminar y a subir cuestas, ya que al estar encaramado en la ladera del monte Egidio, sus calles medievales son empinadísimas, pero las vistas merecieron la pena.

Se pueden ver bastantes partes de las murallas etruscas que están unidas a los edificios, principalmente medievales, y hay Iglesias y Museos para visitar a lo largo de sus empinadas y escarpadas calles. Además, en lo más alto de la zona norte de la ciudad se puede visitar la Fortezza Medicea, desde la cual se puede ver el Lago Trasimeno y Umbría.

Puede ser que Cortona os suene porque es allí donde se rodó Bajo el Sol de la Toscana, sin lugar a dudas la película que inspiró nuestro viaje, porque gracias a ella me enamoré de la Toscana ^_^

Hasta aquí por hoy... Ya solo me falta por enseñaros la zona vinicola del Chianti y la romántica Verona, que aunque no está en la Toscana se me antojó ir... ya os contaré ;)

¡Qué tengáis buena semana!