lunes, 3 de noviembre de 2014

Happy Halloween

¡Hola chicos! He pensado que antes de seguir contándoos nuestro viaje a la Toscana, os voy a enseñar unas fotos de la cena de Halloween del pasado viernes, me gustó tanto el resultado que no puedo resistirme a enseñaros un montón de fotos. ^_^

La verdad es que no hemos sido nunca de celebrar Halloween pero este año empecé a ver ideas super chulas en Pinterest y le dije a mi maridito ¿y si este año hacemos algo para Halloween? y a él que le encantan las calaveras y esas cosas, pues le pareció genial. Así que invitamos a nuestros amigos A y E (y su chiquitina) a una cena de miedo... jijiji

Para la ocasión compramos platos, servilletas y cápsulas de cupcakes negras con calaveras, también una calabaza que tallamos nosotros, unas telarañas que colocamos por todo el salón, muchas velas y unas chuches muy de miedo: calaveras, cerebros, dedos, brujas, ratas, calabazas y cosas así. Además imprimí calaveras, murciélagos, calabazas que recorté y pegamos por las paredes más cercanas a la mesa, para que estuviera más decoradito. Ah y rescatamos esta calavera de mi maridito y le puse el ojo colgando, de chocolate claro ;)




Como no vimos ningún disfraz que nos convenciera fuimos a lo seguro, nos vestimos de negro, camisetas con calaveras, y ojos muy negros, vamos un valor seguro.
En cuanto a la comida hicimos perritos calientes con "dedos", guacamole casero vomitado por la calabaza que tallamos, huevos rellenos decorados con arañas y ojos ensangrentados, unos cositas más de picoteo y unas cupcakes riquisimas de vainilla con buttercream de limón y relleno de nocilla ¡estaban de muerte!

La verdad es que en general la comida quedó super rica, disfrutamos mucho el salir un día de la comida sana: cositas a la plancha, verduritas... de vez en cuando apetece el "guarreo" ¿no os parece?


Pues hasta aquí nuestra cena ^_^ ¡me encantó el resultado y me pareció algo super divertido! ¡Ah! se me olvidaba, mirad que casa encantada más chula de chocolate con su fantasma y sus calabazas nos trajeron A y E ¡Es tan bonita que da pena comérsela! De momento ya le he hincado el diente a las chuches de Halloween que también nos trajeron. ¡Si es que saben que somos unos golosos!
Hasta el próximo día ¡a ser felices!