sábado, 22 de noviembre de 2014

Bajo el sol de la Toscana (III): Siena y Volterra

Para no perder las buenas costumbres voy a seguir contándoos nuestro viaje toscano, mientras escucho una de las listas de reproducción de Viajando con Chester en Spotify, ¡son realmente geniales! ^_^

Hoy quiero hablaros de una ciudad y un pueblo que visitamos el mismo día: Siena y Volterra. En realidad dedicamos mucho más tiempo a Siena, y en Volterra dimos un paseo por sus callejuelas, porque es pequeñito.

Siena fue fundada por los etruscos y luego se convirtió en una ciudad romana, Siena Julia. En la Edad Media llegó a ser una república independiente, y en el siglo XIV era una de las ciudades más relevantes de Europa, un próspero centro financiero con una importante industria lanera, cuya fortuna pagó la construcción de edificios regios y promocionó a importantes artistas. La prosperidad de Siena llegó a su fin cuando se produjo la devastación causada por la peste negra en 1348; la población se redujo de 100.000 a 30.000 personas. En 1557, Siena pasó a formar parte del Gran Ducado Medici de Toscana, el comienzo de una era que vio convertirse a la metrópoli en poco más que una ciudad menos de provincia. Lo bueno de esto fue la preservación de su núcleo medieval, pues, después de principios de 1400 apenas se construyó o derribó edificio alguno. Como era un lugar sin interés, Siena salió indemne de la Segunda Guerra Mundial, y no vio su regeneración hasta que se desarrollo el turismo durante la segunda mitad del siglo XX, cuando el Monte dei Paschi di Siena, el banco más antiguo de la ciudad, fundado en 1472, se convirtió en uno de los más importantes protagonistas financieros de Italia. (*)

Y después de poneros un poco en situación os enseño unas fotitos de la ciudad. Hay dos zonas que nos encantaron: por una lado, la plaza del Duomo, y por otro lado, la plaza de Il Campo. Como veis en las primeras fotos, la catedral es espectacular, con una bonita combinación de mármoles en su fachada y en su interior. ¿Y qué me decís de los frescos de la última foto? No podían ser más bonitos...


La segunda zona es Il Campo. Según dicen una de las plazas más bonitas de Italia, y el escenario de la impresionante carrera de caballos del Palio. Es un magnifico recinto de edificios medievales dominados por el Palazzo Pubblico (el de la torre).
Después de pasear por Siena viendo sus edificios más importantes dejamos la ciudad para dirigirnos hacia Volterra.  A los seguidores de la Saga Crepúsculo os sonará el nombre porque se supone que es aquí donde vivían los Vulturis, aunque la película no se rodó aquí si no en Montepulciano (próximamente os la enseñaré).

Sin lugar a dudas, Volterra es más que vampiros literarios, es una pequeña ciudad bien conservada, encaramada en la montaña y rica en vestigios de las épocas etrusca, romana y medieval. Fue uno de los mayores asentamientos etruscos, el centro de su región minera. Los romanos también explotaron sus minas, con lo que la ciudad sobrevivió holgadamente durante la Edad Media. Sitiada por los fiorentinos, perdió su independencia en 1472 y fue cayendo en el olvido. Esto, más su posición alejada de los caminos, ha conservado la ciudad medieval casi intacta (*), convirtiéndola en un lugar muy agradable para pasear. 

Pero no solo destacan sus edificios históricos y sus callejuelas, si no que los alrededores son preciosos, las vistas que nos encontramos de camino de Siena a Volterra fueron lo mejor del día. Recorriendo esos caminos y carreteras secundarias me sentí de verdad en la Toscana. Me ví desde fuera mirando por la ventana del coche mientras en el aire ondeaba mi pelo y pensé ¡Estoy en una peli! jejejeje
Pues hasta aquí por hoy... Disfruté el viaje allí y ahora estoy disfrutándolo de nuevo, enseñando el precioso álbum que hemos hecho y contándooslo aquí. ¡Espero que os esté gustando! ^_^

(*) Extracto de la Guía turística Florencia y Toscana - Guías Clave de Espasa.