domingo, 6 de julio de 2014

Nuevo Rey en la oficina...

No me considero monárquica ni tampoco republicana. Hablando de República tal y como está entendida aquí en España, con un Jefe de la República y altamente ideologizada. A mi realmente lo que me gustaría es un Estado Presidencialista, con un único Jefe de Estado, el Presidente del Gobierno, apoyado por sus Ministros. En el caso de que quitáramos la Monarquía, no entiendo para que necesitamos otro político más, cuanto menos cargos políticos mejor y cuantos menos cargos con rentas vitalicias también mejor. Menos gente “chupando del frasco” y “enchufando” a sus conocidos.

Pero me siento contenta de haber vivido la coronación de Felipe VI porque estamos viviendo la historia. Por mi edad no conocí la Transición, no voté la Constitución del 78, no viví las tensiones del golpe de Estado del 81… acontecimientos que he estudiado, he leído sobre ellos en profundidad y de los que he oído historias por mis padres y otros familiares. Así que, en el futuro cuando mis hijos o mis sobrinos pregunten por el Rey Felipe VI, yo podré decir que lo viví y contárselo de primera mano.

Tanto la ceremonia de Abdicación como de Coronación me han parecido bonitas, sencillas y sin muchos fastos, que no estamos para esos dispendios. Sé que muchos me diréis que se ha gastado más de lo que podíamos, y que ese dinero se podía emplear en comedores escolares para el verano, en sanidad o en mil cosas más y, ¿sabéis qué? Tenéis razón. Pero puestos a tener una ceremonia de Coronación la prefiero como la nuestra a la que han hecho otras monarquías europeas con varios días de actos, fiestas y demás gastos innecesarios.

Y dejando esto a un lado y centrándome en cosas más banales… Estaban todos guapísimos y elegantísimos, sobre todo las niñas que estaban súper monísimas ^_^ 

Por cierto, la Reina Letizia estaba bastante sonriente y cariñosa, para lo sería que suele estar en los actos oficiales, ¡así estas mucho mejor! ¡Sonríe más!