lunes, 5 de mayo de 2014

Javier's Baby Shower

¡Hola a todos! Os tengo super abandonados... lo siento... Ha sido un mes completito, he estado pachucha, he preparado la babyshower del pequeño Javi, las vacaciones de Semana Santa, la vuelta de las vacaciones que ha sido durilla hasta que la casa ha estado bien... Así que no he tenido mucho tiempo...

Hoy vuelvo con otra Fiesta para el bebe, en este caso la del pequeño Javi, el peque de mi rubia más querida, anda que no ha llovido desde que nos conocimos...

Quedó todo precioso y lo pasamos muy bien. La organización fue difícil pero bueno eso ya queda en un mal recuerdo y el trabajo abundante (buscar ideas, diseñar, imprimir, recortar, pegar, anudar... vamos mucho trabajo de manualidades), pero ahora lo que queda es el recuerdo de una fiesta super bonita para una de mis mejores amigas.
El tema de la fiesta fue "El Principito", una novela corta del autor Antoine de Saint-Exupèry, que le gusta a la futura mami, y los colores el amarillo y el azul con detalles en blanco. Para el mantel elegí un azul más fuerte, al igual que los lazos que coloqué en los cubiertos y las servilletas para dar un toque de color y que no quedará todo tan suave.
Hubo comida super rica: cupcakes de chocolate y vainilla, sandwiches variados muy ricos y originales, brochetas de fruta, saladitos de salchicha, bacon y tortilla, cookies, chuches, palomitas... y además de otras bebidas, limonada casera. Vamos como os digo todo super bueno ¡entre todas llenamos la mesa en un periquete!

También hicimos juegos y creo que sorprendieron a muchas ya que ninguna había asistido a una fiesta así. El momento ponernos globos en las tripas dio mucho juego ;) Y, como no, hubo un photocall con baberos, chupetes, biberones, bodys, labios y bigotitos, por eso de ser un "little boy".

En toda buena babyshower no puede faltar la tarta de pañales y esta no iba a ser menos. En esta ocasión opté por una tarta con forma de Carrusel, en teoría era una idea super guay pero cuando me puse manos a la obra me costó bastante trabajo hacerla, no por los pañales en sí, si no por la parte de arriba... Además como tuvo que viajar en AVE sufrió un poquito a pesar de no la llevaba montada del todo, así que mi querido maridito tuvo que arreglarla... estaba tan nerviosa esa mañana que ya no daba pie con bola.

Aquí podéis ver todo el proceso:

Y también os dejo un collage con los diseños que hice:
Realmente es un recuerdo precioso para la futura mami y para todas las que la queremos y compartimos ese momento con ella. Ya solo nos queda esperar con toda la ilusión del mundo a que nazca Javi que tendrá un super papas y un montón de gente que le quiera. ^_^