lunes, 10 de marzo de 2014

Mermelada Casera de Fresas

Nos encanta hacer cositas caseras y la semana pasada tocó hacer mermelada de fresas, hace unos meses hicimos de naranja (fue la primera y quedó de textura regular aunque de sabor estaba muy buena) y de tomate (si si de tomate, y esa quedó riquísima) pero con lo que nos gustan las fresas estábamos deseando hacerla de fresas y justo vimos un ofertón y dijimos pues a hacer dos kilos de mermelada ^_^ 

¿Qué cómo se hace la mermelada? Pues muy fácil: a un kilo de frutas, medio kilo de azúcar y el zumo de medio limón, que contiene pectina, mejorando la calidad y consistencia de la mermelada.

En el caso de nuestra última mermelada, nosotros cogimos una caja de unos dos kilos aproximadamente de fresas, después de lavarlas bien y quitarlas los rabitos se nos quedó en un kilo ochocientos gramos más o menos. Las picamos y añadimos unos 900 gr de azúcar moreno ya que a nosotros nos gusta más el sabor que da y además endulza menos. 






Una vez añadido el azúcar, hay que remover bien y dejar macerar durante unos 15 - 20 minutos, hasta que veamos que va saliendo jugo. A continuación añadimos el zumo de un limón y a poner a cocer durante una hora y media más o menos. Primero a fuego fuerte, pero cuidado que no se pegue y después a fuego suave hasta que esté hecha. Aparecerá una espuma con la cocción que debemos ir retirando.


Para saber si está hecha hay que tener en cuenta que al enfriar se densa así que si nos pasamos de cocción puede que quede demasiado duro. La mejor manera de comprobarlo  es sacar un poquito en un plato y meterlo en la nevera para que enfríe rápido, si tiene la textura de mermelada, retiramos la olla del fuego y ya tenemos nuestra mermelada casera lista. Nosotros no la trituramos porque nos gusta la mermelada con tropezones pero eso va en gusto, si os gusta sin nada lo mejor es que la trituréis...


Pero aquí no acaba todo, llega el turno del envasado y la conservación, porque al no añadir ningún conservante, hay que hacer muy bien el vacío. ¿Y cómo hacemos esto? Lo primero hervir los botes vacios durante 30 minutos más o menos, sacar del agua, limpiar bien y reservar hasta que esté hecha la mermelada. 

Una vez hecha la mermelada, rellenamos los botes hasta arriba, cuanto más llenos mejor ya que entrará menos aire en el bote, cerramos bien y ponemos boca abajo. Una vez todos llenos, los volvemos a cocer durante una media hora, poniéndolos también boca abajo en la olla, para que haya más presión. 




¡Y ya está nuestra mermelada! Solo queda tostar pan y añadirle aceite de oliva o mantequilla y nuestra rica mermelada.



Nos puede aguantar perfectamente durante 6 meses sin abrir pero una vez abierta hay que consumirla en una semana o así, ya que como os decía antes como no tiene conservantes no podemos garantizar su integridad durante más tiempo.

PD: Perdonad por la calidad de las fotos...