domingo, 29 de diciembre de 2013

Recordando el 2013

Como cada año por estas fechas toca echar la vista a atrás y hacer recuento de lo vivido durante el mismo. 

La verdad es que este año ha sido… muy normal… 2010 destacó por mi traslado y comenzar a vivir con mi ya maridito y por el nacimiento de nuestros sobrinitos mayores; 2011 fue el año en que nos prometimos y en el que nos dejó mi abuelita; 2012 el año en que nos casamos y en el que nació nuestros sobrinito más pequeño, ¡el mismo día de Nochebuena!; y 2013 el año… de después de casarnos, en el que hemos seguido compartiendo nuestras vidas juntos, en el que aun no me han dado el traslado a Madrid ni buscamos ampliar la familia… pues eso un año más. 

Aunque no hay que olvidar que ha sido el año de los nacimientos y embarazos de amigos, se nota que tenemos una edad y ya va tocando, el año en que la casa del pueblo, la de mis abuelos, se ha convertido en una casa genial donde nuestros hijos podrán crecer y conocer el pueblo de su abuela Isa (mi mami) con total comodidad pero sin olvidar su esencia. El año en que he podido disfrutar del mar como nunca: ver delfines, tortugas, aves nadando y volando libres y en su hábitat natural, me hizo darme cuenta (aun más) de que debemos conservar este mundo tan maravilloso, no solo estamos nosotros en él y no tenemos ningún derecho a destrozarlo como estamos haciéndolo. 

También ha habido algún que otro susto o quebradero de cabeza: parejas de amigos que se dejan, pillándonos por sorpresa a todos; la pancreatitis inesperada de mi papi y sus tantos días en el hospital, un hospital público, por cierto, donde a pesar de los recortes en Sanidad, lo que importa son las personas y sin lugar a dudas, todo el personal sanitario hace una labor increíble y con una sonrisa en la boca el 95% de las veces (el otro 5% es normal porque un mal día lo tiene cualquiera); disgustos laborales por conflictos que no deberían haber existido y que han liado una buena, no solo en las relaciones laborales si no también personales, pero el tiempo pone a cada uno y cada cosa en su sitio…demostrando quien está ahí para ti y quien simplemente está...

En cuanto al mundo, ha sido el año del fallecimiento del gran Nelson Mandela, el gran hombre que cambio un país y nos cambió un poquito a todos; el 50 aniversario de la muerte de JFK, ese hombre cuyo asesinato convirtió en un ídolo y un estandarte de los derechos civiles; el año de la elección de un nuevo Papa, el queridísimo Papa Francisco, uno hombre del pueblo que quiere y está intentando cambiar la jerarquía de la Iglesia, que quiere volver a Cristo, quiere volver a una Iglesia que está con los pobres y más desfavorecidos, una Iglesia en la que lo importante no es el poder y la riqueza desmesurada si no estar cerca de quien lo necesita como hacia el propio Jesús; el año no solo de la crisis económica si no también política porque los casos de corrupción descubiertos claman al cielo y hacen que los ciudadanos estemos hartos de tanto dirigente ladrón y corrupto que nos han llevado a donde estamos ahora, a un país con casi 6.000.000 de parados, sin ilusión por un futuro que pinta más bien negro. También ha sido el año de guerras fratricidas, atentados terroristas, accidentes, catástrofes naturales, hambre en el mundo… Un año completito donde los haya. 

Pero a pesar de todo, gracias 2013 por haberte podido disfrutar, cada año con los míos es importante y especial y estoy súper feliz por haberte vivido. Y, por supuesto, bienvenido 2014 porque seguro que nos esperan cosas maravillosas por vivir. ^_^ ¡Te esperamos!