martes, 1 de enero de 2013

Haciendo balance del 2012

Como cada año, cuando llega el 31 de diciembre y el 1 de enero siguiente, repasamos como ha sido el año que se va. Para mi ha sido un gran año en lo personal, me he casado con quien quiero y de la manera que quería, con vestido de princesita y todo el pack completo, incluyendo pre y post boda. Solo por esto el 2012 ha sido un gran año que no olvidaré nunca.

También ha sido el año en el que he viajado más de lo normal, he cumplido dos sueños: conocer el Golden Gate Bridge y el Brooklyn Bridge. En el que nuestros sobrinos han dejado de ser bebes para convertirse en personitas que razonan y que dejan de acordarse de nosotros por vivir lejos, aunque luego venimos y tras un rato no se separan de nosotros, y en el que hemos sido tíos por tercera vez, de un pequeñin que nació el día de Nochebuena. El año en el que he hecho una dieta de shopping que he aguantado estupendamente, el año en el que las sudaderas, el camuflaje y los pelitos entraron en mi armario. El año en el que después de ¿2 - 2 1/2? me he cortado el pelo y he cambiado de color. En definitiva, cambios.

Pero también, ha sido el año en el que hemos empezado a vivir los efectos de la crisis en nuestra carne y a nuestro alrededor. Soy funcionaria y he visto como me aumentaban horas de trabajo, me recortaban el sueldo, me quitaban una paga, me quitaban días de asuntos propios (días que nos compensaban la falta de subidas en los últimos ¿20 años?) y como la gente se alegraba por ello; otros amigos y familiares han corrido peor suerte, han sido despedidos, han sufrido ERES o condiciones abusivas en sus trabajos. Afortunadamente ningún desahucio cerca.

En cuanto al blog, he escrito menos que el año anterior ¿por qué será? yo me imagino que porque he estado más liada con el tema de la boda pero igual es que he perdido fuelle, así que como propósito de año nuevo: tengo que escribir más en el blog, así que aquí va la primera entrada del año.

Espero que estéis disfrutando de estas fiestas, en nuestro caso, está siendo muy intensa, días de familias y mejores amigos, de esos de verdad, de los que están a tu lado siempre. Ya solo queda un día especial, el de Reyes así que a disfrutarlo. 

Mis mejores deseos para el año 2013. Ojala empecemos a salir de esta crisis, los que no tengan trabajo lo encuentren, los que no tengan amor también lo encuentren, los que padecen enfermedades puedan recuperarse y los que los tengan trabajo, amor y salud, las mantengan.