jueves, 26 de julio de 2012

Honeymoon (II): San Francisco

Después de unos días de ausencia, aquí estoy para contaros como fueron nuestros días en la segunda ciudad que visitamos en nuestra luna de miel: San Francisco.

Vistas de San Francisco desde Yerba Buena Island
Una ciudad no muy grande, asequible a la hora de poder ir andando a todos sitios (a pesar de las cuestas) y con mucho mucho encanto. Tiene algo especial que te hace plantearte la posibilidad de vivir allí, además de ser muy europea (la gente está mucho más en la calle, sale más que en el resto de EEUU. De hecho nos dijeron que cuando los americanos quieren ir a Europa y no pueden económicamente se van a San Francisco o Chicago, que son las ciudades americanas más europeas).

Creo que las fotos no van a reflejar lo bonita que es la ciudad y los buenos momentos y recuerdos que tengo de allí. Pero lo voy a intentar. Estuvimos allí 4 noches y nos dio tiempo a todo. Gracias a la Citytour vimos casi toda la ciudad y con un guía estupendo, lo que nos ayudo a conocer la ciudad y a elegir los sitios a los que volveríamos.

Llegamos allí al medio día así que pudimos pasear durante toda la primera tarde y fue cuando empezamos a ver todas esas cuestas que caracterizan San Francisco, el rascacielos más típico el Transamerica Pyramid y Chinatown, que es realmente impresionante, parece que estás en China de verdad, todo está en chino, te hablan en chino, los restaurantes tienen las cartas en chino...como digo muy, muy chino.



Típica calle por donde pasa el tranvía y el Puente de la Bahía de fondo.

Transamerican Pyramid. La perspectiva hace que parece pequeño pero muchismo más grande que el Flatiron Building que hay en primer plano.
Chinatown - Farolillos, Dragon Gate, edificios chinos...
Al día siguiente hicimos la Citytour, que duró toda la mañana. Fue completísima y vimos prácticamente todo. ¡Qué bonito!
Cityhall de San Francisco, que es I M P R E S I O N A N T E
Las famosas casas victorianas: Painted Ladies. Son las más típicas pero no las más bonitas de la ciudad...
El Golden Gate Park, que no está cerca del puente y es enorme, tiene una pagoda japonesa, un jardín chino, otro holandes e incluso bisontes. ¡No hay que perdérselo!
La sinuosa y famosa Lombard Street. Fue muy divertido bajar con el coche por ella.
El Explotarium - ahora museo y antiguamente parte de una Exposición Universal
Recorrimos la mayoría de barrios de la ciudad: Castro: el barrio gay, Mission District donde se encuentra Misión Dolores, una antigua Iglesia de la época española y Little Italy, entre otros.


También vimos el puente del Golden Gate pero las mejores fotos del puente son del día siguiente cuando lo cruzamos para ir a Sausalito y los Bosques de Muir.

Una vez que acabó la Citytour nos quedamos en los muelles, donde comimos y recorrimos algunos de ellos, sobre todo el "Pier 39", el más famoso y donde están los leones marinos. Es genial, hay tiendas, restaurantes, un montón de músicos callejeros... En otros muelles hay barcos antiguos y el USS Pampanito, un submarino de la Segunda Guerra Mundial.

Fisherman Wolf - los muelles
Esta segunda tarde también vimos como giran manualmente el típico y turístisimo tranvía de San Francisco, ese que sale en todas las películas. Curioso, cuanto menos.

El famoso tranvía
El tercer día cruzamos el puente del Golden Gate hacía los Bosques de Muir, donde hay grandes y altas secuoyas, y Sausalito, un pueblecito pesquero y bohemio que lo más bonito que tiene son las vistas de la ciudad de San Francisco.

El Golden Gate - ¡¡La visita que más ilusión me hizo!!
No me digais que no es I M P R E S I O N A N T E. Pues en vivo y en directo mucho más.
Parque Nacional de Bosques de Muir
Sausalito y las vistas de San Francisco desde allí
¡Y todo esto en una mañana! A la hora de comer nos dejaron en el Pier 39, donde volvimos a comer estupendamente (¡pescadito!). De allí fuimos hacía Coit Tower, una torre homenaje a una mujer que cedió su fortuna al Cuerpo de Bomberos que la salvó de un fuego en su casa de pequeña. Las vistas de la ciudad son preciosas. Y paseamos por la ciudad, con tranquilidad... es genial que te de tiempo a eso...

Coit Tower que imita a una boca de manguera de bomberos y el Skyline que se ve desde allí
Bajando de Coit Tower, donde nos costó subir, porque hay que subir muchas, muchas, muchas escaleras, nos encontramos con esta vista tan espectacular.

La típica calle donde en las persecusiones policiacas de las películas los coches saltan por los aires.
El último día lo dedicamos a hacer compras, tomar un brunch y luego rumbo a Alcatraz. No nos apetecía mucho ir pero nos daba cosa estar en San Francisco y no ir a la famosa isla - cárcel. Lo único que merece la pena son las vistas y el paseo en Ferry, porque lo que es la cárcel no nos gustó... es una cárcel antigua... y encima con una audio guia en español sudamericano, que si, que lo entendemos, pero el lenguaje y las expresiones hacen que me pierda un poco la historia.

Alcatraz Island

Cárcel de Alcatra
Hasta aquí por hoy. 

No sé si os he transmitido lo bonita que es la ciudad y el encanto que tiene pero es un sitio al que hay que ir. ¡Hay que verlo! Yo tengo ganas de coger un coche y recorrer la costa californiana, llegar de nuevo hasta San Francisco y seguir hasta los Parques Nacionales. ¡Sería una gran viaje! La verdad es que EEUU me encanta y volvería una y mil veces.

Próximanente: New York.