domingo, 4 de marzo de 2012

Cuatro Bodas de Nora Roberts

Ya me he terminado la Saga de Cuatro Bodas de Nora Roberts. Os hablé del primer libro en el post de hace unos días (Álbum de Boda). Me han gustado tanto que en poco tiempo me he acabado los 4 libros. Son muy ñoños, ideales para chicas a las que les gusten las películas románticas con final feliz.

Como os dije trataba sobre cuatro amigas intimas (creo que no he tenido una relación tan intensa como las de estas chicas nunca o si la he tenido no la he debido de prestar mucha atención). Se pueden resumir los cuatro libros así: 4 amigas + 1 negocio + muchas bodas + 4 amigos = 4 compromisos.
  • Mac y Carter en Álbum de boda: Él dulcísimo y ella algo alocada y algo traumatizada por una infancia con una madre egoísta.
  • Emma y Jack en Rosa sin Espinas: la pasión personificada. Él el típico chico rompecorazones.
  • Laurel y Del en Sabor a ti: Me encantan!!Amigos desde la infancia, reprimiendo sus sentimientos hasta que se dan cuenta que los dos sienten lo mismo. Él es monísimo, de familia bien y abogado de éxito.
  • Parker y Malcom en Para Siempre: Ella una chica bien, él un chico aparentemente malo, con una infancia difícil. Tiene un detalle precioso con ella: el la caga y en lugar de regalarle flores o una joya, le regala unos zapatos (lo que a ella más le gusta). Me los imagino espectaculares y claro ¿a qué chica no le va a encantar que su chico le regale unos Manolos o unos Louboutin? 

Del final del último libro, Para Siempre, me ha gustado una conversación que tienen los chicos, Carter y Malcom, el día de la boda de Mac y Carter: 

—Hora de relajarte. ¿Te apetece un trago?
—No, no, no. Quizás. No. Es que… siento como si hubiera entrado en otra dimensión donde cinco minutos equivalen a una hora y media. Deberíamos haber elegido casarnos por la tarde. Si hubiéramos elegido casarnos por la tarde, ahora ya estaríamos en el altar.
—¿Tienes prisa?
—Creo que sí. —Carter fijó la mirada sin ver nada—. Hay días en que no entiendo lo que ha pasado, y otros en que siento como si esto fuera lo más natural del mundo. Estoy… es… somos…
—Habla ya.
—Cuando descubres que amas completamente a alguien y esa persona te ama a ti… aun con tus debilidades y tus defectos, todo empieza a encajar. Y si puedes hablar con ella, y ella te escucha, si te hace reír, y te hace pensar, te hace querer, te hace ver quién eres en realidad, y esa persona que eres es mejor, mucho mejor cuando está con ella, estarías loco si no quisieras pasar el resto de tu vida a su lado.
Carter se interrumpió y esbozó una sonrisa tímida.
—Estoy desvariando.
—No. —Al notar que esas palabras le habían revuelto por dentro, Malcolm sacudió la cabeza—. Me alegro por ti, Carter. Eres un cabrón con suerte.
—Hoy soy el cabrón con más suerte del planeta.

Chicas, ya sabéis, si os gusta el romanticismo, estos libros lo tienen a montones y si os gustan las bodas, también. Así que, venga a leer. :)