domingo, 2 de enero de 2011

Lamentable...

Ayer desgraciadamente tuvimos que llevar a mi abuela al Hospital y fue lamentable.

En primer lugar, llamamos al 061, nos costó Dios y ayuda que nos lo cogieran y aún más que llegara un médico, tardó más de 30 minutos (y llamamos porque no podía respirar). Una vez aquí el médico, llamó a una ambulancia y otra vez a esperar...Por fin llegó, pero resulta que no podía nadie acompañarla...menos mal que teníamos coche...otro sin sentido que no se pueda acompañar a una mujer de 97 años que si no está con su familia se altera y desorienta.

En fin, llegamos al Hospital y otra vez a dejarla sola por más tiempo. Nos toca esperar en una Sala de Espera más lamentable aún. Totalmente inapropiada, sucia, con sillas rotas y los baños asqueroso. ¡Ah! Y las sillas más duras imposible.

A nadie le gusta ir a un Hospital, así que ya que tenemos que estar allí, que menos que en unas condiciones aceptables.