jueves, 6 de enero de 2011

En 2010 he sido buenisima...

Eso han debido de pensar los Reyes Magos porque ¡¡¡he tenido un montón de regalitos!!!

Ha habido de todo un poco: un par de libros que tenía ganas de leer: Historias de Nueva York de Enric González y La Cocina de la salud de Ferrán Adrià, Valentín Fuster y Josep Corbella; un pijama precioso; la edición especial de La Bella y La Bestia (¡Qué chula! ¡¡La hemos visto esta tarde!!); un lector de tarjetas para el pc; un montón de cositas para Mi Pandora; y, el Wii Fit Plus y la Balance Board (este compartido con MacGyver), a ver si así dejo de perrear y ejercito un poco mi cuerpo.



Este año los Reyes han sido diferentes, había dos peques en casa y todo se hace poco para ellos. Aún no se enteran pero para nosotros es como si ellos abrieran los regalos, nos imaginamos sus caritas felices y tan contentos nosotros también. Pero, además, han sido diferentes porque han sido compartidos. Era el primer año en que "pedíamos cositas a los Reyes" MacGyver y yo para nuestras respectivas familias y, creo que hemos acertado, aunque con algún que otro quebradero de cabeza.

A mi, me encanta este día. Me encanta ir a por los regalos, ir a la cabalgata, coger caramelos, levantarme por la mañana y que el salón esté lleno de regalos, abrirlos con la familia...me siento como una niña grande. Me despierto tempranisimo y nerviosisima...¡Qué cosas!

Pero, todo lo bueno se acaba y las Navidades han tocado su fin. Ahora toca volver a la rutina y portarse bien durante todo este año 2011 para que los Reyes vuelvan a traernos cositas el año que viene.

Nota: que conste que todos los regalitos de la foto no son mios...son de la "family" al completo.