domingo, 23 de mayo de 2010

Primer cine...

Aquí todo es nuevo y todo tiene su primera vez. Hoy ha sido la primera vez que ido al cine en Sant Cugat, en un cine pequeñito pero acogedor...

La película elegida: Robin Hood.

Estaba deseando verla por varias razones: me encantan las películas históricas/pseudohistóricas, me encantan las películas con batallas y acción pero que también tenga amor, me encanta Russell Crowe, me encanta Gladiator y me encanta la historia de Robin Hood. Aunque desde que la estrenaron he leído varias críticas y, no salía muy bien parada, pero aun así decidí ir a verla.

A mi particularmente me ha gustado y, Russel Crowe me ha encantado (como siempre). Me encanta ese aire suyo a tío curtido en la vida y en las batallas, esa media barbita, ese pelito corto, ese torso medio cachas medio no, esa fuerza que transmite en su interpretación y lo real que parece. Y, esa Cate Blanchett a la altura de Russel Crowe, una Lady Mariam con fuerza como su señor.

Por otra parte, la película es un pelin larga y tiene cositas que rechinan como el desembarco tipo Salvar al Soldado Ryan. No creo que en la Edad Media existieran esas barcazas y, además, ¿os imagináis un desembarco con esas ropas tan pesadas y esas armaduras? se morían ahogados...

Lo que me da rabia es que cualquier cosa que hagan Russell Crowe y Ridley Scott se compare con Gladiator. Robin Hood es Robin Hood y Gladiator es Gladiator. No tienen nada que ver una con la otra, además Gladiator está en otro nivel, al que muy pocas películas pueden llegar (o, al menos, a mi me lo parece). Las únicas semejanzas que veo son la fuerza del personaje de Russell Crowe y la importancia de las batallas.

En cualquier caso, y a pesar de los fallitos, la recomiendo.