lunes, 10 de mayo de 2010

Evitando que una bolita se convierta en un bola enorme...

Hoy he llegado a la conclusión de que no hay nada como desahogarse...Te quedas de un agusto...

Tenia unas cositas que me estaban corroyendo y, cuanto más tiempo pasa, más grande se van haciendo en mi cabeza. Así que hoy he decidido que mejor fuera que dentro, que mejor desahogarme que dejar a la bola que siga creciendo...y, ha sido muy efectivo.

He ido a ver a MacGyver le he contado la historia 10.000 veces (es lo que tenemos las chicas, que a veces podemos llegar a ser muy pesadas), unas lagrimitas, unas risitas y como nueva. Fuera disgustos, malos humos y todo lo demás. Y, ahora a dormir como un angelito.


[Imagen: http://www.vanguardia.com/archivofotos/stories/diversion/galeria/desahogarse.jpg]