domingo, 25 de abril de 2010

Sentimientos encontrados...

Llevamos unas semanas escuchando hasta cansarnos sobre dos temas: el Juez Garzón y el uso del velo islámico en la escuela española. Y tanto un tema como otro me causan sentimientos encontrados. En realidad, han sido tres temas, por que el volcán de nombre impronunciable también ha dado bastante la lata...pero vuelvo a los temas que me ocupan, que me lío...

El caso es, que Garzón siempre me ha parecido un juez al que le gusta llamar la atención, un juez estrella, y si bien no entiendo por qué abrió el tema del franquismo, tampoco entiendo que se le quiera juzgar por ello.

Me parece perfecto que si ha prevaricado y obrado mal en otros temas o este, si fuera el caso, se le juzgue, como a cualquier otro juez o ciudadano, pero tampoco hace falta darle tanto bombo. Tanto, si resulta inocente como culpable, hay que esperar las decisiones del Tribunal Supremo y ni los ciudadanos, ni los partidos, ni los medios de comunicación deberíamos hacer un juicio paralelo, por que no es a nosotros a quien nos corresponde impartir justicia, para eso están los Tribunales Competentes.

No me gusta la situación que se ha creado, de volver a las dos Españas. España es una, con independencia de que los españoles votemos a la derecha o a la izquierda, aunque cada vez se parecen más entre ellos y, están más alejadas de las antiguas ideologías, pero bueno, esto quizás sea una percepción mía...

Es necesario que los muertos durante la Guerra Civil y la posterior dictadura sean enterrados bien, junto a sus familias y, en el lugar donde éstas puedan rendirles homenaje y llevarles flores cada vez que quieran, pero no creo que los Jueces y Tribunales sean los apropiados para hacerlo. Ya tienen bastante con lo que tienen, como para meterse en más. Que se cree una Institución o se apoye a las instituciones privadas que tengan medios para hacerlo, que busquen las fosas de los de izquierdas y los de derechas, y les devuelvan a sus familias. Pero, en mi opinión, para esto no hace falta ni Garzón ni ningún otro juez.

El otro tema que, también me deja estupefacta, es el tema de la niña que quiere acudir a clase con el velo islámico. Por una parte, entiendo que la niña lo lleve como muestra de identidad y sumisión a su Dios (espero que realmente sea porque ella quiera y no porque quiera su padre) pero, por otra, entiendo que al colegio/instituto no se pueda acudir con nada en la cabeza, es una norma del centro y todos los alumnos que acudan a él deben respetarla, si no podrían empezar a llevar sombreros, gorras o lo que sea, en clase todos los chavales.

No entiendo estos escándalos, como tampoco entiendo que, por tener que cumplir una norma del centro, se les tache de racistas, xenófobos o anti - islámistas. Pero, si entiendo que se vaya más allá del tema del cumplimiento de las normas, no obstante, si queremos una escuela pública laica, debemos respetarla todos, no solo los cristianos.


[Foto 1: www.elmundo.es]
[Foto 2: www.elpais.com]