lunes, 19 de abril de 2010

Orgullo y Prejuicio (y otros libros)

Hay una cosa que me encanta (entre otras muchas, claro...) y es ir a la Fnac de Callao y perderme entre sus libros.

En cuanto tengo que ir a la zona por algo, siempre saco tiempo para pasarme por allí, aunque tenga que regatear a los chicos de Greenpeace, Intermon Oxfarm o la ong que toque, que están allí perennes abordando a cualquier hora a los viandantes.

Hace un par de semanas, aprovechando que había quedado a comer con unas amigas, me pasé por allí y compré un par de libros. Sólo buscaba uno: La Sangre de los Inocentes de Julia Navarro, pero, sin querer, acabé en la estanterías donde estaban los libros de Jane Austen. En aquel momento, recordé a una antigua compañera de trabajo a la que le encantaban y, también, lo que me gustó, en su día, Sentido y Sensibilidad, así que decidí probar suerte con Orgullo y Prejuicio.

Lo acabé en pocos días y, tengo que decir que, me encantó.

Me encanta la forma en que trata a la familia y las relaciones, lo diferente que me parece a la actualidad y, sobre todo, me cautiva imaginarme las situaciones, los vestidos, las fiestas...en fin que me encanta la literatura romántica.

Pero cometí un error: ver la película del mismo nombre...no puede ser más aburrida, lenta y con actores mal elegidos. Es cierto que, el hombre tropieza una y mil veces en la misma piedra, por lo menos a mi me pasa: siempre veo las películas de los libros que me gustan y, casi todas, me acaban decepcionando, por no decir todas. Aunque casualmente Sentido y Sensibilidad me gustó, pero claro Emma Thompson supera con creces a Keira Knightley y Hugh Grant es mucho Hugh Grant.


Estos días, también he adquirido tres guías de viaje...lo que significa que tenemos tres viajes más pendientes: Londrés, Lisboa y París, que espero que podamos ir haciendo pronto, junto con Egipto, la Ruta 66 y varios lugares de España (Asturias, Granada, Córdoba, etc, etc).